Puntos estilismo y corazón F1 GP China 2015

Mira que me pagan por ir al grano en esto del estilismo y corazón F1 (bueno, no me pagan, encima me cuelan anuncios de libros en mi sección, por cierto, ahora gracias al día del libro encontrarán el libro de Vicisitud con descuentos

en sus puntos de venta habituales).

Pero aprovecho para dar las gracias (porque es muy estiloso y mi sección va de eso) por el apoyo y los buenos comentarios en las redes. Sois amor. Incluido el twitter del negocio de karting de Carlos Sainz, que ahora me sigue, será por si critico el flequillo del muchacho…

Y tras este momento Disney, al turrón.

Valtteri Bottas almibarado

Bottas-novia-f1-corazon

La sección de China va a tener pan y con qué comerlo, básicamente porque va a ser una sección de mucho onvrismo relatada por una feminista convencida (ojo, feminista, que no hembrista, lean por favor y no confundan). Pero no nos adelantemos. Inicialmente tenemos esta primera foto en el Instagram de Valteri, que como saben, se nos casa, con el comentario “Hoy, apoyando a mi Emilia en una competición de natación”. De esta foto destacamos dos cosicas: la primera, el anillo de pedida, hasta ahora no visto (cosa que debería ser un must). No es el pedrolo de la Jessi Button, pero oye, es una cosa fina, clásica y de buen gusto (aprende a hacer regalos, Alonso…). Y segundo el prefijo “mi” delante del nombre de la muchacha. Agiten las manos conmigo como una adolescente descerebrada que grita porque one direction saca disco: pero que monos soiiiiiiiiiiiiiiiiiis! Por este momento velado de “mirad, compro pedruscos y marco territorio”, les damos un puntito del amor, a ver si nos morimos todos de diabetes con más demostraciones gratuitas de hormonas primaverales.

Jenson y Jessica conjuntados

zapatillas-Michibata-f1-corazon

Otro momento de amor, pero no tan glamouroso, es este momento “zapatillas a juego” de Jessi y Jenson. Es conocido que, en países orientales, sobre todo en Corea del Sur, que las parejas se copien la ropa es hasta cierto punto, síntoma de buena relación y compenetración emocional. Pero la realidad, es que de una modelo de moda y un tío imagen de Hugo Boss da cosica, aparte de ser de personalidad nula y falta de glamour y esto es válido para parejas y con gemelos (¡¿es que nadie va a pensar en los niños?!): NO a la ropa clónica. Pero es que, además, vale que haya muchas cosas donde la famosa Union Jack funciona, pero en este estampado desgastado no, por no añadir que llevar la bandera del gran imperio británico en los pinrelos, debería ser delito o algo así para los propios británicos… es como esos polos con valors y banderitas que se ven por la calle. ¿Eres patriota y esppppppañol? Genial, pues dejar de hacer experimentos estilísticos con la bandera como si fueras Sonia Monroy (tetona no, hortera). Así que puntuaremos con un puntito la falta de personalidad (o de onvrismo) y mal usado patriotismo de Jenson por dejarse meter en estas costumbres.

El no-embarazo de la Michibata

Jenson-Michibata-f1-corazon

Por otro lado, parecen desmentirse los rumores del presunto embarazo de Jessi, pero seguimos sin quitar una horrible costumbre del Paddock, que se basa en el artículo de puntos de pretemporada, si vas con vaqueros, aunque sean de más de 200 euros y de marca… ¿qué aportas a la moda? ¡NADA! ¿Qué le queda a comentar a la pobre Toñi? ¡La mala leche que te gastas por hacerle esto! Es por ello que los vaqueros los domingos deberían estar prohibidos, máxime cuando eres modelo, te prestan ropa, te regalan cosas de temporada… Que es un evento de casual, pero de pasta, sigamos la etiqueta, hombre ya. Casi es mejor que vayáis horteras a ir en vaqueros… No puntúa y dad gracias, porque estoy por puntuar los vaqueros en negativo los domingos.

Hamilton desencadenado y la pit babe

Hamilton-cadena-choni

Hablando de falta de gusto. Lección de moda e historia: daos cuenta de que en las crisis siempre vuelven las joyas grandes y doradas y el rojo de labios. Porque básicamente, las joyas grandes son síntoma de que la crisis no te ha tocado, de que vives a todo trapo y de que te la suda la recesión. Y el rojo es un poco igual, dicen que es porque es un color antidepresivo, pero no va por ahí, porque las grandes marcas de cosméticos suelen tener siempre fijos los rojos (observad que hay nombres que no fallan), el resto de tonos los varían (aquí una suspirando por el Dragon de Chanel en versión laca de uñas, ains… por cierto, el 22 es mi cumple, por si cuela un soborno en especies). ¿Eso significa que Hamilton ha acertado con su modelo “M.C. Sota de oros”? Hasta un reloj parado acierta dos veces el mismo día… pero no es el caso. Lo que lleva es una camiseta promocional deportiva de punto, y las joyas grandes sólo quedan bien con las de rugby o baloncesto si vives en el Bronx, pero Hamilton aquí comete dos fallos: Uno mezclar colores metálicos básicos sin criterio (a saber, oro, plata y bronce, esto ya lo comenté en el post de Mónaco 2011

, háganme caso, leñe) y dos, intentar tapar a los sponsors que son los que le pagan la cadenuca de oro a lo MA Barracus, en plan “yo soy la moda”. Ay Lewis… ojalá te vistieras más de onvre y menos de presentador de programas de tuneado de coches. Un puntito por hacerle la pascua a los que te dan de comer con horterismos ochenteros… pero no se vayan todavía, aún hay más.

Hamilton-pitbabe-champan

Son varios los medios que se han hecho eco de los comentarios de cierta periodista inglesa que llama a Lewis Hamilton “capullo” por este momento de “apunto a las chicas con el champan, porque es muy glamouroso, porque gano y hago lo que quiero y porque me gusta con regarlas con… mi amor burbujeante”(ejem).
Esto tiene dos corrientes de análisis:
1º.- La freudiana, Hamilton gana y cree que eso es porque tiene más testosterona, por lo que es más agresivo y lo cual le lleva a pensar que es un macho alfa y, como tal, cree que la tiene más grande y decide marcar a todas las hembras que ve, como si fuera un documental de leones de la 2, de los de siesta en el sofá, donde los leones mean en todo lo que pillan, rollo anuncio indasec en modo aspersor saltando a la comba, solo que las abuelas no controlan y los leones… bueno por las hormonas tampoco, mal ejemplo.
2º.- La mamarracha mala, te crees un divo de la moda y te repatea que una china, más alta, guapa y con más saber estar que tú, vaya mejor con un vestido y estilismo que comparte con 50 compañeras (que anda que no es difícil que vistan bien a una pit baby con el poco criterio que tienen en los circuitos), así que decides, por crisis de orgullo, provocarle una otitis de las malas con champán, obligándola a usar incómodas gotitas auditivas a garrafas y llevar un taponcito de algodón antiglamour, pero es que además, miles de feministas, se meterán contigo, que te harán sentir, en tu delirio ególatra, como a la incomprendida Miley Cyrus (en versión vestida) y dirás que no entienden tu arte. Pero te sale el tiro por la culata, porque la china no se mueve en una clara estrategia de “a mi tu mierdismo no me quita el glamour aunque pierda el 80% de la audición de por vida” (¡que como la pierda, tribunales al canto y se forra!). Esto nos lleva a que la china queda de guay y de víctima y a ti te tiren a los leones (sí, a los que tienen incontinencia de antes).
Recuento 1 punto anterior, por 5 puntos por violencia contra pit babes y 1 más por levantar polvareda en redes sociales sobre si es moral el uso de mujeres en el mundo del pitt babismo. En total, 7, que por factor Hamilton, son 14 en total. Y no añado más porque no se ha despelotado a corroborar la primera hipótesis, ni a subirse a una bola a cantar Breaking Ball para demostrar la segunda.
Aquí, quiero hacer un inciso breve ante la pregunta “y tú, como feminista ¿estás a favor o en contra del pit babismo?”, por aquello de la cosificación de las personas, alego siempre templanza y lógica, atengámonos a dos criterios apoyados por el feminismo: si haces lo que te da la gana porque te da la gana, no por el sistema ni por obligación, no es machismo y segundo, las y los modelos, sean de pintura, de moda o de catálogo del super, tienen como profesión una clara función estética, así que no sé de qué nos sorprendemos de que ellas estén ahí para “hacer bonito”. A ver si ahora la Venus del Espejo estaba ahí para tapar una pegatina de phoskitos en la pared. Lo que no es de recibo es que un tío te chorree en tu trabajo, y menos Hamilton (a vosotros tampoco os gustaría que entrase en una reunión y os chorrease… a vuestro jefe ya no os parecería tan mal, pero esto es por la típica idiosincrasia española). Propongo como ejercicio de igualdad, no sólo dejar a las pit babies sino, poner a pitt males: si a ella las visten de mamarrachas, a ellos también, si ellas son florero, ellos centro floral! Hay modelos que se mueren por hacer eventos así, creemos empleo a base de la mamarrachez estilística, pongamos mallas plateadas a enormes hombres sobrehormonados ante la perplejidad freudiana de Hamilton, pongamos en el brete a Britney, desconcertada en el podio, sin saber qué hacer con la compresa y sobre todo, motivemos el regreso de Sutil, que hará una conducción temeraria a más no poder para poder subir a saludar, para jloria de este deporte! Pastor Maldonado va a ser una abuelita cristiana comparada de Tootsie.
Es más, si Hamilton repite lo del chorrazo, propongo que un hombre más alfa que él, en una clara apuesta por empatía, le chorree con espumoso de oferta del mercadonna Summer para su indignación. Pero sólo como ejercicio de empatía (por la igualdad, blablablá…).
Y por último dos momentos paternofiliales.

Felipe Massa necesita un interior decorator

Massa-hijo-disfrazado-F1-corazon

Primero tenemos a Massa con este momento tierno con su hijo jugando a las tortugas ninjas. A ver, examen a ver si estáis aprendiendo algo de estos post, ¿Qué está mal en esta foto? ¿Educar a tu hijo en la violencia generada por unas tortugas mutantes de alimentación pobre y poco recomendable para un menor? Nop. ¿Dejar que el niño corra en casa en calcetines para que se resbale con la tarima y se abra la cabeza, con tal de que no te ralle el suelo? Tampoco ¿Ponerle un antifaz que le dificulte la vista y se coma todos los muebles de la casa? Menos. Decidme que veis ese jondrendo sofá Luis XVI de print animal con acabado dorado y no os daña la vista. ¿Quién te ha decorado la casa, un cani de Gandía Shore? Esto no lo tendría en casa ni Roberto Cavalli… y mira que Roberto Cavalli es más de print animal que los leones meones de antes… Un adefesio así merece 3 puntos: uno por, seguramente, haberte gastado un pastizal absurdo en él, otro por publicarlo en las redes y otro, porque esos sofás suelen venir en parejas, con lo que tiene que haber otro en algún otro lado de la casa.

Kimi: ser padres hoy

Kimi-leyendo

Y por último esta foto de Kimi, ajeno a todo esto con Robin encima mientras lee la prensa. La madre de la criatura, Menta (Minttu, pero la llamaremos Menta, y bastante que no la llamamos Poleo de lo está calmando a Kimi) de vez en cuando deja filtrar fotos como esta que sirven para celebrar los 25 años de fotoshop con granciosos montajes “Ser Padres Hoy” o “Cosmopolitan”. Obviamente 1 puntito de corazón F1 por filtración a la prensa gratuita de tu vida familiar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>