GP Canadá – Liga sórdida F1 2015

Cuando dices frases como “El GP de Canadá siempre es de los mejores de la temporada”, te arriesgas a que esas predicciones te terminen estallando en la cara.

Éste fue uno de esos casos: una carrera lenta, de gestión de frenos y carburante, en la que los Mercedes volvieron a constatar la catástrofe que es la F1 actual y que, en tokenlandia, no parece tener arreglo a medio plazo.

Vettel-Alonso-Canada-2015

¡Si es que hasta Maldonado se convirtió en la decepción de la carrera! En un estado de enajenación que le llevó a solicitar el cambio del número 13 en su monoplaza, por si eso tenía algo que ver con sus seis DNF seguidos en lo que él fue la víctima en 5. No le dejaron, pero se lleva 1 punto por ello. Cosa que no repetiría en una carrera cauta en la que estuvo más pendiente de romper el maleficio que de defender virilmente su posición en pista (sólo hubo otro punto por salida en la chicane). Eso sí, ahora que ya ha estrenado su casillero esperamos con ilusión que el mejor Pastor vuelva, una vez más, a salvar la F1.

Mejor desempeño, sin duda, tuvo su compañero de equipo: Romain Grosjean, en una de sus sublimes desconexiones neuronales arrasó con el Manor de Stevens en su proceso de doblaje. ¿El resultado? Una cómica parada de emergencia en boxes con la que no contaban ni Lotus ni Manor. Con el consiguiente desparrame. En total, 10+4+3… 17 puntos para Romain. Y no me cabe la menor duda de que el francés lo hizo para demostrarle a Max Verstappen lo fácil que es pedir “perdón” cuando uno la caga. De hecho, Max siguió enrocándose en su cipotística postura de Mónaco y hasta dejó que su papá le hiciese el trabajo sucio. Contumacia por la que le damos dos puntos.

Y ahora diréis… “Romain es la Star of the Race ¿no?”. Pues no. Porque en esta carrera apestosa, conservadora, rebosante de adelantamientos marca Hacendado un piloto, cual Quijote atacando molinos de viento, decidió luchar en solitario por los VALORS.

Una pista: es asturiano.

En efecto, en una carrera en la que el Team of the Race ya lo había ganado McLaren de calle (10 puntos por los dos abandonos, con complemento de 5 por contumacia, a los que añadir 5 por los problemas de Fernando en FP3 y que Jenson no pudiese disputar la qualify, a los que sumar 3 de añadir insulto al dolor al cambiarle la unidad de potencia a Jenson que incurría ¡en un drive through porque ya no se le podía penalizar con más pérdida de posiciones! A los que sumar 5 por desastre de relaciones públicas porque Honda había invertido 2 de sus nueve tokens ¡en mejoras de fiabilidad y otros 3 puntos por llamar Mariano a su motor, apostando así por que fuese CASI tan inútil como el que tenemos en la Moncloa… ¿Ven cómo es imposible recitar la JLORIA BEDITA de McLaren sin perder la respiración?). Pues eso, 43 puntazos para McLaren una vez sumado el Team of the Race. Su reacción ante el ascenso de Mercedes ha sido fulminante, desde luego.

Eso sí, que McLaren no se confíe, porque Mercedes no va a dejar de jugar la carta de la corrupción. Lo del sábado, poniéndole unos neumáticos defectuosos en la qualy a Rosberg, que le forzaron a un cambio de reglajes (y 2 puntos para Nico después de su “It was rubbish”) y la pérdida de la pole pues… suena tanto a corrupción de “Mira, Lewis, aquí te devolvemos la de Mónaco a golpe de sabotaje” que no puedo dejar de dar 5 puntos a los chicos de Toto Wolff.

¿De qué estaba hablando? Ah, sí, de la carrera de Alonso. Con un coche cochambroso ¡a 35 Km/h de la velocidad punta en la recta! El de Oviedo decidió enarbolar los “valors” de esta liga. Si hay que hacer el ridículo, mejor huir de la discreción de los Manor (y, ojo, el duelo abiertamente malrollístico entre Merhi y Stevens está siendo la mejor de la temporada, lo cual dice MUCHO de la F1 actual) y apostar por la diversión y la acción.

Alonso hizo una buena salida para ir siendo merendado por varios coches a golpe de DRS. Hasta que le llegó el turno a Vettel…

Una vez más, la gente que no tiene ni puta idea de F1 – que son muchos, con un sector relevante de la prensa especializada a la cabeza – celebró la “gran remontada” de Vettel. Pero un servidor de ustedes, que hace la pijada de tener Movistar Tv, se vió el mosaico, que tenía una subjetiva de Frigodedo y… ¡Qué quieren que le diga de adelantamientos con DRS ejecutados 100% antes de la frenada de curva (y con todos los coches dejándose pasar gentilmente). Pues eso, que para productos Hacendado me voy al Mercadona, no a Montreal.

El caso es que, en un par de ocasiones, Vettel efectuó adelantamientos canónicos y respetables en curva. Uno de ellos fue a un inútil Hulkenberg que, preocupado como estaba por evitar una colisión con el siempre muy poco hábil Vettel, apostó por apartarse y trompear al morder piano. Se merece su trompo y los 8 puntos por imbécil.

Pero la gracia de la carrera estuvo en el momento en el que Vettel, contra el segundo peor coche de la parrilla, hizo primero un planazo pasándose de frenada (1 punto para Sebastian) y, luego, se endiñó contra Alonso (3 puntos para el alemán) cuando Fernando ¡simplemente se motivó para ser lo que NADIE – salvo el estupendo adelantamiento de Massa a Ericsson, por duro que sea poner “estupendo” y “Massa” en la misma frase – había sido en toda la carrera: un PILOTO de F1.

Tan sencillo como eso. 10 puntos para Fernando que fueron complementados por 2 de sorna en sus declaraciones posteriores a la prensa “Yo disfruté. Puede que Sebastian no”. Y lo mejor estaba por llegar: en medio de una carrera patética, en la que el motor Honda tragaba más que un inglés en Magaluf y en la que, encima, iban a una sola parada, McLaren pidió a Fernando que regulase su anoréxico ritmo. Y allí el asturiano, siempre cool ,samurái y positivo, estalló en un “¡No me sale de los cojones seguir haciendo el amateur!”. Decidió divertirse las pocas vueltas que le quedaban a su motor y la F1 salio ganando. En total, y con la Star of the race, 32 puntazos para el asturiano.

El resto de las migajas (los 3 puntos para Kimi por su lamentable trompo que echó a perder un podio, y que confirman mi amor eterno por su persona y mi menosprecio de siempre hacia sus dotes como piloto, los 4 puntos de Ferrari por el cambio de neumáticos a Vettel, el punto a Richichi por su excursión…) completan un GP al que Alonso salva por los pelos del olvido.

Ahora toca Austria, y Ron Dennis nos ha prometido “sorpresas”. Posiblemente se trate de McLaren ganando matemáticamente esta liga sórdida.

One thought on “GP Canadá – Liga sórdida F1 2015

  1. Cao Wen Toh

    La temporada es terrible, sólo hay que mirar la clasificación: Que el equipo “Un gatito”, con Más or Manor de constructor, el Richichi, el ruso, el paquete, y el cipote#42seconds, de pilotos, esté en última posición… Por mi parte, contento de adelantar again a “Sobres Barcénicos”. ¡#106!

    Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>