GP Austria y Gran Bretaña liga sórdida F1 2015

Después de un (afortunado) parón por motivos de mucho curro, retomo la liga con un dos por el precio de una. Porque si la emoción y la competición están de saldo en la F1 actual, aquí no vamos a ser menos.

Austria sirvió para demostrar cómo la F1 había cambiado desde la época de Fangio. La frase “No ganas la carrera en la primera curva, pero sí puedes perderla” quedó anulada por la buena salida de Nico Rosber y por cómo le arrebató la posición al mierda en la primera curva, sentenciando así el GP. No se engañen: en esto consiste esta F1.

Fernando Alonso no corras

Y sí, el mismo argumento también vale para Silverstone: que los dos Williams adelantasen a los Mercedes y tomasen primeros la primera curva… ¡No cuenta! Porque, para que eso cuente, hablamos de que UN MONOPLAZA DE F1 TOME PRIMERO LA PRIMERA CURVA. Y, desde el GP de Austria del 2014 hasta el fin de los tiempos Williams ha demostrado que son unos eunucos que no merecen el nombre de “Equipo de F1″. Por mucho que cueste decirlo, pero es lo que ocurre cuando tu primer piloto es… Felipe Massa.

¿Cómo describir, si no, sus estrategias de Mierda en Silverstone? Lo que te explican el primer día en “Clase de introducción a la F1 que hasta Arrivabene podría comprender” es que, si tu coche es más lento, pero tienes la posición en pista ¡TIENES QUE PARAR EL PRIMERO! Porque, de lo contrario, te hacen un undercut, y te adelantan, que es lo que sucedió. Lo triste del asunto son las declaraciones autoexculpatorias de Williams (-5 puntos) dicendo que “Estamos luchando por puntos sólidos, no persiguiendo el arco iris). Sí, también vale eso para su chamanismo chungo (5 puntos) con el que tardaron en cambiar a neumáticos de mojado. Ya ven: de un posible doblete a regalarle un pódium a Frigodedo. A eso ha llegado Williams.

Evidentemente, no tengo tiempo ni ganas de ponerme a comentar TODOS los puntos aquí, para eso está mi Twitter hasta que la ley mordaza decida que mis insultos al Mierda son apología del odio racial o tonterías por el estilo. Tener un “presidente” que se llama igual que el motor Honda de Alonso es lo que tiene…

Así que voy a los highlights importantes: los team y star of the race, que son las cosas que merecen pasar a la historia sórdida de este deporte.

En Austria, McLaren decidió lanzar un órdago definitivo sobre la liga sórdida. Y, por mucho que reviente la emoción, creo que lo han conseguido. Lograr entre los dos pilotos una penalización de ¡50 puestos! Es tan histórico como cómo es el pensar “arranco y luego hago un stop and go, ¡qué suerte la tuya que solo tienes que hacer un drive through!”. Es un añadir insulto al dolor que solo canta las excelencias del equipo. Que luego Jenson tuviese que abandonar por problemas mecánicos y Alonso rompiese su motor por un impacto en la primera vuelta es algo meramente anecdótico. 40 puntos para los chicos de Dennis en un fin de semana histórico.

Como histórica fue también la primera vuelta de Kimi. Después de improperios (3 puntos) por no pasar la Q1 en un gambazo estratégico en el que tanta culpa tuvo Ferrari como el finlandés (3 puntos a cada uno), Kimi apostó por pedirle a los neumáticos duros lo que éstos no tenían. El resultado fue un slalom en el que logró producir el mejor titular de F1 de los últimos meses: “Alonso vuelve a subirse a un Ferrari”. 10 puntos por la hostia, 10 de estilo “pabersematao”, 3 de complemento cómico taurino y 3 de conspiranoia por la conspicua ausencia de la cámara onboard de Alonso en la repetición del accidente que hizo la FOM (y que, por cierto, sirvió para que Merlos y su cuadrilla le echasen la culpa a Alonso, en esa especie de “ecuanimidad” catalana que sirve para hacerse experto en F1 desde el antialonsismo: o sea, lo contrario que Lobato, con todavía menos idea de automovilismo y perdiendo el soplar la nuca por el camino). Para redondearlo, 1 punto por el safety car provocado y 10 por ser la Star of the Race y Kimi abandona Austria con un botín de… ¡40 puntazos! A ver si acumula más de aquí a los 25 puntos más que probables por despido en Spa y el finlandés y su sucesor se convierten en serios aspirantes a esta liga sórdida.

No quiero, por supuesto, obviar la belleza sin igual del cuasi atropello de Massa a Arribavene (a partir de ahora rebautizado a Finiscemale). Son 5 puntos para cada uno por la belleza de relaciones públicas para cada equipo. Eso sí, si Massa se lo hubiese cepillado se hubiese coronado como campeón de la liga sórdida a perpetuidad. Y, ya que estoy generoso, añado un extra de 3 puntos por los cachondos tuits de Lotus sumándose al pitorreo de memes sobre el mejor pit walk en mucho tiempo.

No quiero despedirme de Austria, por supuesto, sin rememorar el ADELANTAMIENTO DEL AÑO: aquel en el que Maldonado logra rebasar a Verstappen… ¡Por susto! Y es que después del súbito cambio de dirección que Pastor hizo en plena meta con el DRS abierto, parecía que la pérdida de control de su Lotus iba a llevarse por delante al Toro Rosso de Max, motivo por el que este último se pasó de frenada y pudo ser adelantado de la forma más bolivarianamente correcta.

Por lo que a Silverstone se refiere, solo puedo decirles que si no estuvieron en nuestra retransmisión en directo desde el bar temático Motor B, todo eso que se perdieron. Aquí tienen el vídeo en el que están todos los puntos:

Destacar que, después de ver 20 repeticiones, vimos que el pifostio inicial, que definiría la Star of the Race fue culpa de… ¡RICHICHI!

En efecto, es Richichi el que endiña elegantemente a Grosjean, y ahí comienza la carambola (14 puntos). En ésta, Romain se come a Maldonado (10 puntos para Richichi por provocar el drama entre compañeros de equipo) y, a resultas de ello no solo sale el safety car (1 punto) sino que Alonso, frenando bruscamente en plena curva, pierde el control de su McLaren ¡estampándose contra Jenson! Lo cual fueron 10+10 puntos para el asturiano.

El Team of the race fue, sin embargo, mucho más difícil. Las cagadas estratégicas de Williams, como ya vimos, eran siempre compensadas por autoexcusas o negarse a decir un “Felipe, Valtteri is faster tan you”, lo cual deja su casillero a 0. Por ese motivo, terminamos recurriendo a un clásico: por la mínima Toro Rosso derrota a McLaren (3 puntos por lo de ponerle a Fernando un neumático de Jenson y 1 por la amonestación de la FIA) gracias al… ¡abandono mecánico de Sainz! Ya saben: 5 puntos y 3 de “¡Trata de arrancarlo, Carlos!” junto con 10 del Team of the Race.

Para más datos, consulten mi Twitter o el vídeo de youtube. Nos vemos en Hungría y esta vez espero ir al día. Aunque, en este 2015 en el que se cumple la profecía del mítico episodio del Jonan en ‘Vaya Semanita’ en el que se leía en un periódico “Fernando Alonso destruido. Hamilton campeón del mundo… para siempre” ya va faltando mucha energía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>